La otra cara de las fallas

Categoría: Amnesia periodística |

Estos días estamos escuchando continuamente en los telediarios lo magníficas que son las fallas de Valencia. Lo bien que se lo pasa la gente. Lo unidos que se sienten los valencianos… No dudo que las fallas sean un buen pretexto para pasárselo genial de fiesta. Pero además de todos los elementos festivos debemos hacer una reflexión que los medios han olvidado. Se trata del impacto ambiental que provocan estas fiestas, por los residuos que producen (10.000 toneladas) y la contaminación lumínica y acústica, pero sobre todo por la contaminación atmosférica que provoca la combustión de las fallas el último día de las fiestas.

Con la quema de las fallas se emiten gases a la atmósfera de efecto nocivo. Esta excesiva contaminación atmosférica está condicionada por los materiales con los que se fabrican las fallas, son más ligeros y manejables pero mucho más contaminantes. La combustión de poliestireno expandido y materiales pirotécnicos hace llegar a la ciudad a sus máximos de contaminación atmosférica. El principal problema es que a diario esta ciudad ya sobrepasa los niveles de contaminación permitidos, imaginemos entonces a los niveles a los que llega en fallas. El poliestireno es el material estrella para la construcción de los monumentos, procede del petróleo y hace que la falla arda con mayor rapidez, sin embargo, es mucho más perjudicial para el medio ambiente. El poliestireno es ese corcho blanco y ligero que todos hemos usado alguna vez. Pero no sólo es esto, también las pinturas y barnices que se emplean, la fibra de vidrio y los pegamentos son altamente contaminantes. La cuestión no es erradicar la quema de las fallas, claro que no, sino cómo podemos hacer que sean igual de divertidas pero mucho más respetuosas con el medio ambiente.

Estos días hemos oído hablar de las fallas mil veces, pero no hemos oído en los telediarios que la delegación de Sostenibilidad está desarrollando, ya desde 2007 un estudio para los ayuntamientos valencianos en materia de Medio Ambiente, y que en este estudio una cuestión a tratar es la sostenibilidad de las fallas, ¿alguien sabe si esto ha llegado a algún término? ¿Se ha tomado ya alguna medida? ¿Dónde se ha informado? ¿Por qué no se alerta de este peligro medioambiental?

Share